Este dolor desconocido / Arsenio Mayta


Si no tienes memoria para reconocer tus cicatrices
Si has olvidado que mi sangre también es tu herida
si la gangrena que amenaza evitar
el retorno del verano hasta mi casa
no te desata la mano para envolver mis muñones
con un pedazo de sol que has cultivado para el hombre
no sé como llamarte, desde mi cepo oscuro
infestado de insectos automáticos que tienen la muerte en cartuchera
que desollando mis sueños vuelcan en carne viva bilis hirviente de bárbara ordalía..

Si no conoces mi lecho cuadriculado de tumbas
si has olvidado a tu padre en los hornos crematorios
si lo abandonas- tan solo- como a mi, en las alambradas
¿Cómo renacerán los trigos, cómo volverán a cantar las colegialas?
¿Cómo, en fin, podrá desgranarse la alegría?

Si la distancia me ignora y los grandes rotativos sólo mentan
mi fabulosa, exótica, postal con indias sonrientes y ponchos de arcoiris
si el "typical pais" resulta distante para el tiempo y la palabra
cuando menos no me ofendas agusanando mi herida con sarcasmos
o derogando, a tu gusto, ciudadanía a mi sangre que es la misma que chorrea

en todas partes, con la misma sangritud partida
por cuchillos fabricados por el mismo endemoniado matarife

Si te enternece y convence la sonrisa maquillada de mi verdugo pardo
si no te espanta mi honda y muda y crucial desgarradura,
si no sabes que vivo prendida a la muerte por un umbilical olvido de miseria

Si tengo que gritar mi dolor en alaridos multifónicos
si tengo, en fin, que convencerte que la cárcel, la tortura, las cadenas
son tan duras y mortales en cualquier edad o dimensión geográfica
aunque allá sean cien mil y aqui noventinuevemilnovecientos noventinueve solamente

Si he de tener que definir el hambre, el crimen, las turbias cerraduras
para que caigas en cuenta que estoy amordazada, maniatada, flagelada
me tomo que es difícil entendernos, entenderte que te niegas comprenderme

Si cada piedra, cada pedazo de suelo, cada adobe de tierra amurallada
en calabozos que perforan mi raíz de oscuras galerías
lleva el recuerdo de un preso que no volvió jamás, ni al calabozo ni a la primavera

Si los niños silenciados con caramelos punto 30 nos contemplan con su mirada de asombro desde sus tumbas
Si los dulces embriones emporcados por flagelos violatorios
se secaron en el tierno suicidio de las madres
si ya no `puedo mirar los ojos del día para poder vivir la cristalina corriente de la vida
Si bombardean aviones, tanques y artillería sobre un mundo de mujeres con sus hombres
de chiquillos y de abuelos campesinos defensores de la "paz" del "nuevo orden" , del garrote
Cómo no he de levantarme rechinando mis angustias contra algo que es, funciona me asesina
aunque el sabio "larousse" grande o pequeño o ilustrado lo desmienta
Cómo cerrar los ojos, cómo apagar los puños ¿Cómo vivir tapiados y en silencio?
... Ay cómo me duele, humanidad, cuando de mi dolor te olvidas...

martes, 16 de junio de 2009

0 Comments:

 
cheqa - Wordpress Themes is proudly powered by WordPress and themed by Mukkamu Templates Novo Blogger